Choripanes en Crítica


El domingo llegó y los trabajadores del diario Crítica hicimos una choripaneada muy especial. Era nuestra primera actividad no tan combativa que nos ubicaba en un lugar que necesitábamos tener los trabajadores.


Luego de varios días de marchas, cortes de calles, reparto de volantes, pintadas nocturnas, peregrinaciones al Ministerio de Trabajo y participación en actos de sindicatos amigos, nos impusimos una actividad de domingo que pudiera reunirnos a todos alrededor de otro eje menos discursivo, y más agradable. Muchos chorizos y su correspondiente pan, muchas hamburguesas, litros de gaseosas colas y de las otras, algunas botellas de vino tinto, comenzaron a surgir desde abajo de los escritorios que antes sólo escondían anotaciones periodísticas.



Luego del segundo video que consigue encolumnar el testimonio de más artistas, más músicos, más políticos, llegó el momento de la música más cálida que nuestras heridas podrían llegar a resistir. Las pocas horas de sueño de la cantante argentina indie Valeria Cini no se notaron en los cincos temas que compartió con una redacción llena.

Una pequeña gira gastronómica por Pergamino


Luego de terminar la conferencia titulada "Cómo hacer diseño de alta clase en sólo 10 pasos simples", en la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA), en la sede que la institución tiene en la ciudad de Pergamino, a 220 km de la Capital Federal, El Norbi posa en la foto con las autoridades. En la foto aparecen, entre otros, María Pía Sánchez Bazán (en segundo lugar), Raúl Della Valle (en tercer lugar) y Florencia Antonini (en cuarto lugar).

En la cocina del Hotel Americano, la responsable del restorán, Laura Cuartango, el chef internacional, Víctor Viaplana, y Della Valle. Antes, El Norbi había comido un breve atún bañándose en una fina salsa a base de roquefort, con papitas.

El gran parrillero-cantor, Fito Marilao, después de servir el costillar, nos emociona con su versión del tango Los mareados, de Juan Carlos Cobián y la letra de Enrique Cadícamo (1942).

La diseñadora gráfica María Pía Sánchez Bazán recordando sus canciones favoritas del cantante peronista Leonardo Favio.

El hijo mayor de Della Valle, Renato (líder del grupo Cristian Solter), luego de cantar una canción del grupo uruguayo Los Iracundos, y el negro Ubi Ubiedo, diseñador. Ya salieron de cuadro nuestro chef-fotógrafo, Pablo Cardén (responsable de las fotos de UNNOBA) y Rogelio Della Valle.