Exclusivo: El Norbi habla de todo en un reportaje de la revista Crann

baruch_crann2
Acaba de salir el último número de la revista de diseño Crann. Esta publicación que va por el número 37 le hace un extenso reportaje a El Norbi y lo hace hablar sobre periodismo, sobre diseño, sobre fotografía, sobre tipografía, sobre el futuro de los medios, entre otras cuestiones. Es una entrevista (fue hecha en octubre de 2010) que sale de lo que suelen ser estos encuentros casuales, ya que no busca agradar al entrevistado, sino que empieza preguntándole si lo suyo es necesidad expresiva o caradurismo sin filtro. A continuación algunos tramos suculentos de este choque.

1.Cómo te presentarías?
Me llamo Norberto Baruch B. (de Bertocchi, mi apellido materno), pero alguna vez, cuando trabajaba en publicidad (McCann-Erickson), una ejecutiva de cuentas de Coca-Cola me empezó a llamar Norbi. Soy periodista, diseñador, ilustrador, infógrafo y fotógrafo (en ese orden).

2.Se te ve como un tipo inquieto generando cosas constantemente. Vemos periodismo, diseño, fotografía. Esto responde a una busqueda constante, necesidad expresiva o caradurismo y cero filtro?
Responde a una búsqueda constante. Cualquier actividad rutinaria me provoca malestar. Nunca he podido lavar los platos de la misma forma, por eso tardo mucho cuando no anda el lavavajilla. Necesito hacer cosas nuevas constantemente. Por eso, he tenido que empezar de cero todas mis profesiones terrestres. Podría haberme quedado en la primera redacción como un simple redactor y hoy ser editor. Pero elegí el camino más largo y me reinventé como diseñador, luego como ilustrador y después como infógrafo. Hoy trato de hacer algo en fotografía.
baruch_crann1
(Fotografía de Gaba Urco)
3. Cómo fue el paso a la publicidad y que te aportó?
Después del periodismo de investigación más profundo y más serio, y al quedarme sin trabajo, invento una sección en el diario Página 12 sobre diseño. Ese espacio no sólo era escrito y diagramado por mi persona, sino que la comercialización era parte de mi responsabilidad. Tratando de vender avisos caigo en Taller 4. Allí empiezo a trabajar en la isla de diseño como diseñador que atiende al público, primero, y después como encargado de un departamento con personal a mi cargo. Uno de los clientes principales estaba a tres cuadras de Alem y Tucumán. Era la agencia McCann-Erickson, con cuentas tales como Coca-Cola, Loreal, Jumbo, Chevrolet y Vision Express, entre otras.
Empiezo manejando algunas piezas de gráfica para Coca-Cola desde Taller 4, porque los creativos sólo querían hacer comerciales. Al poco tiempo, me contratan y entro al departamento creativo, pero sin el redactor reglamentario. Luego vendrán tres redactores, varias piezas para la gaseosa oscura y las camionetas Chevrolet, y unos comerciales muy locos. Pudimos, con mis redactores, cambiarle la imagen a dos cuentas que funcionaban como oficinas públicas. Los creativos de Coca-Cola y Chevrolet hacían la tarea con corrección, hasta que con el Pampa Pedemonte cambiamos todo.

4.Cómo ves la relación diseño - publicidad?
Creo que el diseño, a veces, tiene en los diseñadores su peor justificación. Yo estoy convencido que los diseñadores tendrían que dejar de ser las mucamas de la comunicación. Eso se ve muy claro en las redacciones de diarios, donde el diseñador está sentado esperando que le traigan el pedido para armar cajas en el inDesign. En publicidad, en las agencias pasa lo mismo, y los diseñadores están conformes con ser los pasadores de lo que piensa la dupla creativa. Fue así y seguirá siendo así hasta que los que estudian diseño gráfico se preocupen menos por un software y más por usar el pensamiento lateral, que es lo más parecido a lo creativo. Yo entré a McCann-Erickson para hacer la gráfica de los patios de comida de los shopping y terminé cambiándole la imagen a mega-marcas. Históricamente, McCann había sido una agencia de cuentas y con lo que hicimos nosotros empezó a ser considerada una agencia creativa. Cuando se lanzó la Coca-Cola de un litro (1997), nosotros trabajamos una estética en blanco y negro, con detalles en rojo, que después se vería en la versión cinematográfica de Sin City (2005).
baruch_crann4
5. Vemos en Visualmente bastante espacio destinado a discusiones tipográficas. De dónde viene el vuelco hacia temas o cuestiones vinculadas al diseño?
Estoy convencido que el diseño es parte de la comunicación y como tal tiene que ser claro el mensaje que transmite. Dentro del diseño, la tipografía es el alma, donde descansa lo que se quiere decir. Pero no siempre se entiende semejante responsabilidad y uno termina viendo lo mal que se utilizan las tipografías. Los diseñadores, muchas veces, se suben a modas tipográficas, en lugar de entender que están diciendo las formas. Ahora todo es helvetica. Antes era todo garamond. Y en el medio, las emigre. Soy periodista y las tipografías comunican. Por desgracia, en muchas escuelas de diseño de latinoamérica no existe conciencia de la importancia de enseñar para qué sirven las tipografías. Me preocupan mucho las tipografías, pero más preocupa el mal uso que hacen los diseñadores de ellas. En mi blog sobre tipografías (Tipográficamente), en una encuesta que hice sobre usos tipográficos, se nota que los diseñadores no han superado el me gusta o no me gusta.

6. Qué opinás sobre los avances de las nuevas tecnologías y los anuncios grandilocuentes con respecto a cuanto afectan a los medios?
Detrás de las nuevas tecnologías existen nuevos lectores. Es imposible evitar este avance. Y esos nuevos lectores están pidiendo otro tipo de soportes informativos. Dentro de esos soportes están los diarios que hoy no entienden todavía que los lectores han cambiado. Los periodistas siguen aprendiendo periodismo como se enseñaba en los cincuentas. Pero el lector no es el de los cincuentas. Ahora tiene otras formas de informarse. Los diarios se están suicidando.
baruch_crann3
7. Cómo es esto de la infografía de autor?
La infografía de autor es la menos usada por los infógrafos. Hoy, el infógrafo debería desempeñar un papel más importante en el proceso comunicativo que el que tiene hoy en las redacciones. Deberían aceptar una traducción más creativa, más cercana a la gente y no tan cerrada, sólo entendible por los colegas. Muchas veces, el infógrafo trata de demostrar su erudición para ser respetado por los periodistas, históricos dueños de la pelota (en términos futboleros de la calle). Pareciera que los infógrafos no han podido todavía salir de su baja autoestima para animarse a hacer periodismo visual de verdad. Esa transformación que empezó a hacer el periodismo textual de la pirámide invertida que dió paso a la nueva narrativa gonzo y más cerca a la del realismo mágico latinoamericano.
Los infógrafos todavía están construyendo la pirámide invertida de los cincuenta, con programas de 3 D, sin importarle el lector, que siente que esa infografía parece arrancada de algún libro de texto de su infancia.
Hoy, la creatividad, el pensamiento lateral y lo lúdico, deberían definitivamente entrar en la redacción y en los departamentos de infografía de los diarios que todavía existen. Porque el periodismo del futuro cercano (la semana que viene) no puede ser html, ni la infografía un simple render de 3D Studio Max. Ian Bogost nos da la razón desde su libro “Newsgames: Journalism at Play”. Allí no sólo habla del futuro de los periódicos, la infografía, la creatividad y las facultades de periodismo, sino que aconseja empezar a utilizar recursos jugables para la construcción de la noticia. Infografía creativa es lo más parecido a la infografía de autor.
Para bajar el pdf completo de la entrevista, hacé clic aquí

No hay comentarios: